C A S A  D E M O

Proyecto: Rehabilitación y Reforma de vivienda antigua en la Huerta

Promotor: Privado

Situación: Beniaján, Murcia

Sup.  vivienda: 230m2    

Estado:  acabado en 2014       

Fotografía:  Deseo Márquez         

Asistente de cámara:  Ana Esteve Reig

DEMO_CRACIA, DEMO_SOFÍA Y DEMO-STRACIÓN

Memoria y reciclaje//

La huerta y sus moradores han mantenido una relación algo rancia desde que esta se proclamó “zona de casa-jardín”. La renuncia al pasado para dotarla de una malentendida urbanidad ha provocado customizaciones y eclecticismos ajenas a su propia memoria.

La necesidad lógica de ahora es entendido como una lujo del pasado. La reforma desde la absoluta economicidad se plantea como una adición de pequeños lujos apelando a la memoria, que no al recuerdo, y a la idea de folclore y tradición desde una demosofía más digna e incluso algo austera.

Es una vivienda democrática. Desde el aforismo “casas para todos” la reforma atiende a la idea de que las nuevas familias forman nodos de vida peculiares y propios. La casa se desarrolla desde un pluralismo organizativo y equidad de espacios.

Si la imagen idealizada de la huerta se diluye, la idea de casa patio también. La casa-patio habitualmente es considerada como una “casa con patio”. La apuesta aquí es por un espacio más de la vivienda, eso sí, sin techo.

Sin doctrinas inoportunas la vivienda  es una demostración de otras soluciones posibles. Es otra posibilidad de protección donde no hay rejas; otra posibilidad de distribución donde no hay pasillos y otra posibilidad de gestión donde la unitaria distribución permite una relación social auténtica.

La casa de la que se parte llevaba  más 50 años en pie. Sorprendente y alarmante fue la cantidad de materiales desechados durante la ejecución de la rehabilitación, por ello se reutilizaron las vigas de madera para fabricar tres mesas bajo la unidad del diseño de la casa. En cierta forma “todo queda en casa” y resultó que el cliente siente la satisfacción de no deshacer la memoria, el alma al fin y al cabo.

 

Estado previo//

La casa de la que partíamos tenía más de 50 años. La casa, como era costumbre se autoconstruyó por la familia del cliente con materiales del entorno y técnicas algo inventadas.

Estaba levantada directamente sobre el terreno hortelano. Se realizó con gruesos muros de carga de piedra y adobe. Las cubiertas a dos y cuatro aguas se formaron con vigas de madera y teja plana alicantina.

A la casa original con el paso del tiempo se le fueron adhiriendo ampliaciones con nula relación funcional con la preexistente debido a esos muros separadores.

Además las cubiertas no eran estancas al frio, al agua y a la humedad por lo que colocaron un falso techo de escayola reduciendo la altura de todas las estancias considerablemente.

Rehabilitación//

El suelo: Se realizó un forjado sanitario y se impermeabilizaron los muros perimetrales para aislar la casa de la húmeda tierra hortelana.

La estructura vertical: se mantuvieron los gruesos muros por su valor aislante, todos excepto los centrales que se sustituyeron por una estructura metálica más liviana.

La estructura horizontal: se sustituyeron las vigas de madera reviradas o carcomidas por otras nuevas y sobre estas se colocó un panel sándwich que solucionaba el aislamiento térmico. Las tejas originales se matuvieron.

Fachada: se eliminaron los elementos ‘superfluos’  y se sustituyeron las carpinterías. Las rejas se cambiaron por una combinación de veneciana de madera con un trasdós de hierro.

 

Reforma//

La nueva estructura metálica interior permitió liberar el patio existente de su condición opaca y hermética. Se generó un espacio más orgánico y trasparente que permitiera la fluidez y el intercambio de usos.

Los materiales escogidos fueron por ejemplo: la resina para el suelo, la madera de pino en autoclave para la fachada o el hierro lacado para la escalera. Materiales en cierto modo austeros, aunque cálidos, que han permitido a la familia que vive allí  decidir su propio hábitat y atmósfera sin demasiada imposición.

 

Mobiliario//

Todos los muebles enraizados a la casa (armarios, estantería, escaleras, lavabos, etc..) han sido diseñados por el estudio con los mismos criterios funcionales y materiales de democracia y frugalidad.

Sin embargo las 3 mesas del estar, el comedor y la cocina tienen un diseño más orgánico y ‘delicado’. Con las vigas que se desecharon de la rehabilitación se realizaron las mesas justo para el espacio al que iban a pertenecer desde la optimización de espacios y la posible canje de usos.

ESTADO PREVIO

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© L A U R A O R T I N

Llamar

E-mail